Más vistos

miércoles, 27 de febrero de 2013

A causa de la crisis, de los recortes en cultura y de motivos muy diversos, muchos eventos, jornadas realizadas por asociaciones no lucrativas, han dejando de celebrarse.

En Valencia, hace pocos años se realizaban jornadas en distintos municipios de la provincia, algunas de ellas, con más de una década de vida que han acabado muriendo, pero en este articulo me gustaría hablar especialmente de unas, las jornadas Cromel organizadas por la asociación La Espada de Caín.

Logo de La Espada de Caín


Este evento se realizó en L'Eliana, una localidad valenciana de muy fácil acceso a través de la Linea 1 de metro, fue una de las citas con el manganime y el rol más veteranas de toda la provincia, pues se celebró durante 12 años de forma ininterrumpida y este año hubo intención por parte de los organizadores de realizar la edición numero 13 pero, como si esta cifra acarreara tras de si una maldición, pocos meses antes de la fecha prevista para que cientos de otakus pusiéramos rumbo a L'Eliana, un comunicado de la asociación nos hizo saber que este año ellos caían, las jornadas no se iban a celebrar.

El público de las Cromel, esta compuesto por gente que hemos crecido con estas jornadas, gente que cada año reservábamos un fin de semana del mes de marzo exclusivamente para coger el metro hasta este evento, es decir, un público fiel. Por ello, el anuncio de la suspensión de las jornadas de L'Eliana produjo un revuelo considerable entre los otakus valencianos. Pasados unos días, de forma espontanea surgió una iniciativa por parte de todos aquellos que no querían renunciar a su cita anual. Crearon una quedada en el parque que hay junto al recinto donde se hubiesen debido de celebrar las jornadas en la fecha que La Espada de Caín deseaba que fuesen. De esta forma, el 2 de Marzo en el parque que hay junto al Centro Sociocultural de L'Eliana, todos aquellos que quieran homenajear a este evento podrán reunirse para realizar distintas actividades improvisadas en dicho parque.



Este hecho muestra la simpatía del público por estas jornadas y de como, aunque las instituciones por temas político-económicos dejen de apoyar este tipo de eventos, las personas, organizándose, pueden mantener vivas tradiciones importantes y dar fuerza a los organizadores de las Cromel para que el año que viene puedan resucitar el evento.

Una cosa esta clara, ningún evento muere mientras las personas que lo sustentan siguen luchando.

Comentarios:

Subscribete a las entradas | Subscribete a los Comentarios

- Copyright © Epic Time -